Make your own free website on Tripod.com

DINOSAURIOS

ORIGENES DE LOS DINOSAURIOS
DINOSAURIOS
DINOSAURIO (3)
DINOSAURIO (4)
DINOSAURIO (6)
DINOSAURIOS 7
DINOSAURIO (5)

  ORIGENES

LOS ORÍGENES DE LOS DINOSAURIOS  I



A medida que los primitivos reptiles colonizaban diferentes ambientes, iban apareciendo grupos de estos animales cada vez mejor adaptados a las nuevas condiciones. De esta manera el grupo de los reptiles fue evolucionando por caminos diversos, uno de los cuales desembocó en los dinosaurios. Otras vías evolutivas condujeron a la aparición de los reptiles marinos, los reptiles lagartos y las serpientes. Uno de los primeros antepasados de los dinosaurios que se conoce es el proterosuchus, que formaba parte de un grupo de reptiles llamados arcosaurios, que quiere decir "lagartos dominantes". Estos reptiles se caracterizaron por su tendencia a desarrollar cráneos cada vez más ligeros, es decir con más aberturas que el resto de reptiles, y por la presencia de un abultamiento en la parte superior del fémur, rasgo que está íntimamente ligado al tipo de locomoción, ya que sirve como área de inserción de los músculos encargados del movimiento de la pierna. Otro arcosaurio más evolucionado fue el euparekia, y todavía más próximos a los dinosaurios estaban el ornitosuchus y el saltoposuchus. A este último ya casi lo confundirías con alguno de los primeros dinosaurios.

PROTEROSUCHUS.
El proterosuchus es uno de los antepasados de los dinosaurios más antiguos que se conocen. Tenía un aspecto parecido a un cocodrilo, y sus largas mandíbulas estaban armadas de dientes afilados, pero no redondeados, sino aplanados por los lados como navajas. Poseía un cráneo alargado, patas cortas y una cola robusta y larga. La innovación que se observa en el esqueleto de esye reptil, que ya empieza a aproximarse al de los dinosaurios, es la presencia de un reborde especial en el fémur, el hueso del muslo que se articula con la cadera. Este rasgo, que conlleva el desarrollo de una potente musculatura que une este hueso con la base de la cola, permite una enérgica zancada al andar.

EUPAREKIA.
Fue un arcosaurio típico, de 1 metro de largo, pero muy activo. Caminaba a cuatro patas, pero se supone que se erguía sobre sus patas traseras para cazar a sus presas a la carrera. Las novedades evolutivas más importantes de los euparekia también se daban en la articulación de las patas traseras con la cadera, de manera que el animal podía mantener las patas erguidas debajo del cuerpo. Con esta innovación, los arcosaurios pudieron evolucionar hacia una variedad de formas y tamaños del cuerpo que otros reptiles no pudieron alcanzar, al mismo tiempo que desarrollaron una articulación del tobillo mucho más fuerte con el fin de impedir su dislocación por el peso del animal.

ORNITOSUCHUS.
Era un arcosaurio avanzado en la línea que conducía a los dinosaurios. Era un carnívoro cazador, un predador capaz de andar sobre cuatro patas o correr sobre las patas traseras, anunciando de este modo la condición bípeda de los primeros dinosaurios. Tenía los dedos de las patas posteriores largos, lo que le permitía ponerse de pie sobre las puntas de los dedos y no sobre la planta del pie, como hacían los primitivos. Las extremidades del ornithosuchus ya adoptaban una posición prácticamente recta debajo del cuerpo, como ocurre en las aves y los mamíferos.


Enter supporting content here