Make your own free website on Tripod.com

DINOSAURIOS

ULTIMOS DINOSAURIOS
DINOSAURIOS
DINOSAURIO (3)
DINOSAURIO (4)
DINOSAURIO (6)
DINOSAURIOS 7
DINOSAURIO (5)

LOS ÚLTIMOS DINOSAURIOS: LAS AVES



En la actualidad, mayoría de los científicos suponen que las aves son los descendientes directos de ungrupo de terópodos que eran ágiles corredores y que desarrollaron "escamas-plumas" como forma de aislamiento térmico. Más tarde, habrían aparecido plumas largas en los brazos que les ayudarían a abalanzarse sobre las presas o bien escapar de los ataques de otros predadores. Por último, estos brazos emplumados se convertirían en alas para volar. El ave más antigua que se conoce es el archaeopteryx, que guarda un gran parecido con un pequeño dinosaurio: el compsognatus. Sus alas ya eran muy similares a las de un pájaro moderno. La evolución hacia tipos más parecidos a las aves actuales fue lenta a lo largo de la era de los dinosaurios. En la era siguiente, las aves desarrollaron con gran rapidez, favorecidas por la enorme expansión de las plantas con semillas de las flores y de los insectos.


EL ORIGEN DEL VUELO.
Algunos científicos sugieren que el vuelo se desarrolló a partir de criaturas arborícolas, que treparían por los troncos de los árboles y saltarían desde las copas hasta otros árboles. Más tarde, comenzarían a planear y, por último, a batir las alas. En tal caso, el archaeopteryx estaría en el inicio de esta última fase evolutiva hacia el vuelo activo, pero todavía treparía por los árboles. Otros científicos, teniendo en cuenta la complexión de ágil corredor que tenía el archaeopteryx, creen que el inicio del vuelo se desarrolló en sus antecesores, los pequeños dinosaurios corredores, que despegaban desde el suelo a la carrera y daban saltos, para atrapar insectos. En todo caso, el debate sobre el origen del vuelo gira en torno al archaeopteryx, ya que la ausencia de esternón, en este animal, implica que no tendría muy desarrollados los músculos necesarios para batir las alas.

EL AVE MÁS ANTIGUA: EL ARCHAEOPTERIX.
El ave más antigua que se conoce es el archaeopteryx, que convivió con los dinosaurios del Jurásico y tal vez aún hoy sería considerado como un terópodo más de no haberse conservado sus plumas fosilizadas. De hecho, uno de los primeros esqueletos que se hallaron del archaeopteryx fue atribuído al compsognathus. Comparando los esqueletos de este pequeño terópodo, el del archaeopteryx y el de un ave rapaz actual, se deduce que no todos los dinosaurios se extinguieron, sino que algunos pequeños, con plumas y cola corta, sobrevivieron. El archaeopteryx, tenía dientes, y su cola, huesuda y larga como la de los reptiles, en nada se parecía al pequeño muñón carnoso a que ha quedado reducida en las aves modernas. Sus alas conservaban tres dedos separados con garras que podría usar para trepar a las rocas o a los árboles; tampoco tenía esternón, ese robusto hueso provisto de una quilla que poseen las aves en el pecho, donde se insertan los poderosos músculos que permiten batir las alas para el vuelo activo. Pero el archaeopteryx tenía en la articulación del hombro el llamado "hueso de la suerte" u "horquilla", típico de las aves, así como las patas y pies largos y delgados, con el primer dedo oponible para posarse en las ramas de los árboles. Y sobre todo, el archaeopteryx tenía plumas!


EL PRIMER PÁJARO DE VUELO RESISTENTE.
A prinicpios del período Cretácico empezaron a aparecer aves arborícolas, más parecidas que el archaeopteryx a las aves modernas, que ya podían volar sin ninguna dificultad. Sin embargo, todavía tenían características primitivas, como los dientes. La más conocida de estas aves es el iberomesornis, que significa "ave ibérica intermedia", ya que sólo se han encontrado fósiles de ella en España. Su cola ya no tenía esqueleto, sino un diminuto hueso, resultante de la reducción y fusión de las vértebras de la cola, que soportaba las plumas de ésta, y permitía el aterrizaje. El pulgar del pie del iberomesornis era del tamaño de un gorrión, lo que parece indicar que la reducción de su envergadura fue la tendencia más evidente en los primeros pasos evolutivos de las aves, ya que suponía claras ventajas a la hora de despegar y mantenerse en vuelo.

LAS PRIMERAS AVES BUCEADORAS.
Al final del período Cretácico, algunas aves más evolucionadas que el archaeopteryx habían perdido casi por completo sus alas y se habían especializado en la "pesca submarina", sirviéndose de sus enormes pies palmeados, parecidos a los de los patos de hoy, y de sus agudos dientes, con los que sujetaban las resbaladizas piezas. Tenían cuellos muy largos, y las minúsculas y degeneradas alas, inservibles para el vuelo, les serían útiles para dirigir los movimientos en la persecución de peces y calamares dentro del agua, así como en las huídas rápidas del acoso de los grandes reptiles marinos de su tiempo, como los mosasaurios. En especial, son conocidos dos excelentes buceadores y nadadores: el hesperornis, que era grande como una persona adulta, y el baptornis, que tenía el tamaño de un niño.



Enter content here

Enter supporting content here